Los colombianos prefieren invertir en negocios ya establecidos y con un modelo de rentabilidad probado, que arriesgarse con nuevas propuestas. Es lo que podría estar ocurriendo ante el auge de las denominadas franquicias que consiste en comercializar con marcas conocidas.

Si usted ha decidido emprender un negocio, pero quiere ir a la fija con uno cuya marca es reconocida y sabe que tiene rentabilidad. Está entre quienes encuentran atractivo el ser propietario de una franquicia.

Cuando usted paga por hacer uso de una marca y además conocer su modelo empresarial y sus secretos, explica Luis Felipe Jaramillo Directivo de Colfranquicias, también hay que tener en cuenta los otros gastos en los que deberá incurrir.

“Adicionalmente el equipamento, la dotación, el mobiliario, la adecuación del local y los gastos operativos, todo lo que incurre el inversionista, que se convierte en el franquiciado, hasta llevar su franquicia a punto de equilibrio, el valor completo del capital de trabajo”, indica el experto.

Para empezar a hacer cuentas debe saber que en Colombia hay 450 marcas reconocidas. Precios como 15 millones para un punto de Servientrega o 1500 millones para una sucursal de Macdonalds, pasando por 860 millones para un local de Juan Valdéz, se encuentran entre los negocios de los cuales se puede hacer parte a través de franquicias.

“El precio de todas maneras va a guardar siempre una relación con las posibilidades de explotación y entonces variará de acuerdo al tipo de negocio, pero también al tipo de franquicia, es decir si estamos adquiriendo la posibilidad de adquirir una tienda o la posibilidad de desarrollar un modelo de concepto de negocios en una región o en el país completo, que se denomina Master Franquicia, pues la posibilidad de explotación es mayor”, añade Jaramillo.

Hace 5 años y medio Federico Brando, decidió invertir en una empresa dedicada al lavado y embellecimiento de vehículos. Dice que la motivación fue correr menos riesgos a la hora de probar un negocio cuyo éxito es comprobado. Asegura sin embargo que el primer obstáculo es saber que el dinero invertido tendrá un tiempo estimado de recuperación.

“Sin duda alguna la principal barrera para adquirir una franquicia pues es su inversión inicial, puede haber franquicias desde 10 millones hasta un millón de dólares, entonces cada uno debe elegir y conocer su capacidad de inversión y de acuerdo a sus gustos y conocimientos ya decidir hacia donde quiere dirigirse”, explica el franquiciado.

Además del pago inicial por el uso de la marca, para asegurar que su modelo sigue teniendo éxito, los dueños de la misma hacen un seguimiento a los procedimientos que usan quienes decidieron invertir en el negocio. Monica Chamás propietaria de una franquicia para el cuidado de la piel y del cuerpo en general, explica los gastos que debe sagradamente cumplir mes a mes.

“Pagamos un monto fijo todos los meses por el tema de servicio de franquicia y otro monto por el tema de mercadeo, sé que hay otras franquicias que te cobran un monto variable dependiendo de las ventas”, señala la empresaria.

No solo es contar con el dinero suficiente. Una vez se haga contacto con el propietario de la marca, se debe esperar el resultado de un estudio que involucra, entre otros aspectos, la región en donde se piensa establecer el negocio.

Desde locales de comidas, jugos, gimnasios, salas para tratamientos de belleza y cuidado del cuerpo y servicios, están entre las 9300 sucursales en Colombia pertenecientes a franquicias. Los expertos señalan que todos los modelos son rentables, razón por la cual la decisión de quienes hoy quieren ser empresarios, se está inclinando hacia este tipo de negocios.

Fuente: www.rcnradio.com