En el marco del programa para la conformación de microfranquicias que lideran el BID-FOMIN y Propaís, la empresa “Alitas Colombianas”, que hace parte de esta iniciativa, abrió el pasado 13 de junio la primera microfranquicia en Bogotá.

“Alitas Colombianas” es una empresa creada en el 2015 con la venta de alitas en formatos pequeños, con sabores innovadores y excelente precio. Cuenta con cuatro (4) puntos de venta en la capital, genera 60 empleos directos y 29 indirectos.

. El pasado 13 de junio, y después de terminar su proceso de asistencia técnica, Alitas Colombianas abrió su primera franquicia en Bogotá, la cual está ubicada en la carrera 10 no. 72-34.

“La apertura de este punto de Alitas Colombianas es el primero de un gran número de puntos que la empresa espera abrir en Bogotá durante los próximos dos años. Estamos muy confiados en que este formato de negocios le permitirá a los emprendedores del proyecto convertirse en empresarios exitosos con el acompañamiento cercano de todo el equipo de soporte de Alitas Colombianas y del proyecto que Propais y el BID FOMIN están impulsando con el apoyo de las entidades aliadas”, señala María Lucía Castrillón Simmonds, gerente de Propaís.

La Microfranquicia

ALITAS COLOMBIANAS es una empresa creada en el año 2015, por un grupo de socios que contaban con experiencia en el sector de alimentos y en el desarrollo de franquicias. Actualmente cuentan con 4 puntos propios y dado el éxito que han tenido en sus diferentes puntos y al potencial de expansión tienen, han optado por crecer bajo el modelo de franquicias por lo que se vincularon al proyecto de Microfranquicias de Propais y el BID FOMIN.

Luis Felipe Giraldo, el líder de franquicias de Alitas Colombianas, expuso las motivaciones que tuvo la empresa para adoptar el formato de franquicias como alternativa de expansión comercial: el modelo de franquicias nos permite concentrarnos en lo que sabemos hacer bien, que es la producción de alitas en diferentes presentaciones, mientras que los franquiciados se encargan del montaje y funcionamiento de los diferentes puntos de venta. Este formato nos permitirá crecer más rápidamente y llegar en los próximos años a otras regiones del país”. La meta de la empresa es contar con cerca de 30 franquicias en los próximos dos años en la ciudad de Bogotá y comenzar su expansión nacional en Antioquia, Valle y Eje Cafetero.

Los próximos puntos de franquicia que se van a abrir están ubicados en la Universidad de los Andes y Centro Comercial Hayuelos.

La Franquiciada

Fernanda Bueno es la emprendedora que ha abierto la primera franquicia de esta empresa. Al preguntarle por su decisión de comprar la franquicia manifestó: “Mi familia era cliente habitual de Alitas Colombianas y cuando nos enteramos que iban a constituirse en franquicia, hablamos con ellos para manifestarle nuestro interés en adquirir un punto. Pasamos por un proceso de pruebas y selecciones hasta que fuimos aprobados. Dado que yo he trabajado en Propiedad Raíz, tuve la posibilidad de visitar varios locales comerciales hasta que acordamos con los dueños de la empresa, que este sitio era ideal para montar el restaurante”. Adicionalmente manifiesta que: “La idea de comprar esta franquicia se relaciona directamente con nuestra opción de asumirla como un proyecto de vida familiar. Vamos a estar vinculados directamente varias personas de la familia, además de la generación de unos 10 empleos directos”.